Historia de los Libros 24 marzo, 2017

 

Desde la era de los egipcios hasta antes de la imprenta, los únicos libros que existían eran textos escritos a mano de muy limitada distribución y solo accesibles a los privilegiados. La vida cultural e intelectual a partir del siglo V se concentraba en los monasterios, en donde en los cuartos de trabajo llamados scriptoriums los monjes escribanos copiaban en silencio los manuscritos de los ilustrados. A mediados del siglo XV, Johannes Gutenberg inició una gran revolución tecnológica al inventar la imprenta con la capacidad de producir libros en masa. Antes de este invento, la enseñanza se basaba en memorizar grandes cantidades de información. No era fuera de lo común poder recitar libros enteros. Desde ese entonces hasta hoy hemos estado perdiendo nuestra capacidad de memorizar. La imprenta causó dos efectos similares a los que ocurren hoy en día con la introducción de nuevas tecnologías: desapareció una profesión, los escribanos, y se modificaron los métodos de enseñanza. No tengo datos que lo confirmen, pero no dudo que haya existido resistencia a la adopción de la imprenta.